En el día del padre reflexionamos sobre su rol en la crianza

En el día del padre reflexionamos sobre su rol en la crianza

.
Este domingo es el día del padre y más allá de celebraciones, queremos compartir con ustedes, las visiones de dos mujeres que son parte de nuestra red.
.
𝐏𝐚𝐮𝐥𝐚 𝐑𝐨𝐣𝐞𝐥
@𝐜𝐚𝐬𝐚𝐩𝐚𝐧𝐳𝐚𝐲𝐜𝐫𝐢𝐚𝐧𝐳𝐚⁣

Estoy pensando en que me encanta la deconstrucción de la paternidad que presenciamos hoy.⁣

Lo veo desde hace años y hoy con más énfasis que nunca lo afirmo; 𝐚𝐝𝐦𝐢𝐫𝐨 𝐞𝐬𝐚 𝐜𝐚𝐩𝐚𝐜𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐜𝐚𝐝𝐚 𝐡𝐨𝐦𝐛𝐫𝐞 𝐝𝐞 𝐫𝐞𝐩𝐥𝐚𝐧𝐭𝐞𝐚𝐫𝐬𝐞, de construir sobre una base con ideas vagas, vivencias complejas y algunas creencias erradas lo que quieren de su rol de papá. ⁣

Los admiro porque vieron en casa un ejemplo muy distinto probablemente; una cultura machista en que la maternidad tenía que ver también con criar y llevar una casa… sola, sin compromiso de la pareja. ⁣

Vivieron eso, y a pesar de lo fuerte que es lo que se vive con el ejemplo, entendieron que algo no cuadraba, que no hacía sentido, que se estaban perdiendo de cosas, y cosas importantes.⁣

𝐋𝐨𝐬 𝐚𝐝𝐦𝐢𝐫𝐨 𝐩𝐨𝐫𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐧 𝐮𝐧𝐚 𝐬𝐨𝐜𝐢𝐞𝐝𝐚𝐝 𝐩𝐚𝐭𝐫𝐢𝐚𝐫𝐜𝐚𝐥 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐞𝐬 𝐢𝐦𝐩𝐨𝐧𝐞 𝐨𝐭𝐫𝐨 𝐜𝐚𝐦𝐢𝐧𝐨, 𝐬𝐚𝐛𝐞𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐯𝐚𝐧 𝐩𝐨𝐫 𝐞𝐥 𝐬𝐞𝐧𝐝𝐞𝐫𝐨 𝐜𝐨𝐫𝐫𝐞𝐜𝐭𝐨; 𝐬𝐚𝐛𝐞𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐬𝐭𝐚́𝐧 𝐡𝐚𝐜𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐮𝐧𝐚 𝐭𝐫𝐞𝐦𝐞𝐧𝐝𝐚 𝐫𝐞𝐩𝐞𝐫𝐜𝐮𝐬𝐢𝐨́𝐧 𝐞𝐧 𝐬𝐮𝐬 𝐡𝐢𝐣𝐨𝐬 𝐞 𝐡𝐢𝐣𝐚𝐬, en los adultos sanos, equilibrados y en armonía que dejaremos al mundo.⁣

Los admiro empoderados cuando inspeccionan un entorno seguro y tranquilo para una madre que da teta, cuando amablemente (o no tan) hacen entender a la visita inoportuna que la madre puérpera necesita descansar. Los respeto cuando en la espontaneidad de compartir roles saltan como un resorte de la cama frente al llanto del bebé, al llamado de un niño o al desvelo de un hijo ya mayor, cuando corren al momento de juego o cuando, a pesar de no convivir con la madre de sus hijos mantienen una relación sana y respetuosa.⁣

Abrazo a todos esos padres, los admiro porque encontraron el camino muchas veces solos, sin la tribu, sin el clan que de a poco se ha ido reagrupando. Sepan que los vemos, que existimos muchísimas personas orgullosas de ustedes, de su rol y de su capacidad de entrega, sobre todo en una sociedad tan injusta y mercantilista como esta, que los quiere trabajadores activos, proveedores y desentendidos de su esencia amorosa. ⁣

¡¡Feliz día papás!!⁣
.
___________

𝐓𝐚𝐧𝐢𝐚 𝐆𝐚𝐥𝐥𝐢
E𝐝𝐮𝐜𝐚𝐝𝐨𝐫𝐚 𝐝𝐞 𝐩𝐚́𝐫𝐯𝐮𝐥𝐨𝐬 𝐲 𝐠𝐞𝐬𝐭𝐨𝐫𝐚 𝐝𝐞 m𝐚𝐩𝐚𝐭𝐞𝐫𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝 c𝐨𝐧𝐬𝐜𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞⁣

En este día del padre, no queremos seguir celebrando al padre parrillero, con bigotes;  regalando cosas color azul, sombreros de copa, herramientas o al deportista afanado con la camiseta de moda. No queremos seguir viendo en estas fechas frases como «el más fuerte», «el hombre de la casa». ⁣

𝐐𝐮𝐞𝐫𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐜𝐞𝐥𝐞𝐛𝐫𝐚𝐫 𝐲 𝐯𝐢𝐬𝐢𝐛𝐢𝐥𝐢𝐳𝐚𝐫 𝐥𝐚 𝐩𝐚𝐭𝐞𝐫𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐜𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞, 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐞𝐭𝐮𝐨𝐬𝐚, 𝐞𝐦𝐩𝐚́𝐭𝐢𝐜𝐚, 𝐛𝐚𝐬𝐚𝐝𝐚 𝐞𝐧 𝐞𝐥 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐞𝐭𝐨, 𝐚𝐜𝐨𝐦𝐩𝐚ñ𝐚𝐦𝐢𝐞𝐧𝐭𝐨 𝐲 𝐚𝐦𝐨𝐫. ⁣

Queremos hacer visible cada año, lo que sienten los padres, cómo cambian sus vidas cuando la paternidad llega a sus vidas, cómo tienen el gran poder de acompañar a la diada. ⁣

Queremos celebrar cada vez a más padres, empoderados de su rol, a más padres que logran demostrar sus emociones en las diferentes etapas de su paternidad. Queremos celebrar a quienes paternan en tribu o en soledad, pero que logran darse cuenta que aquí no están solos. ⁣

𝐐𝐮𝐞𝐫𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐜𝐞𝐥𝐞𝐛𝐫𝐚𝐫 𝐚 𝐦𝐮𝐜𝐡𝐨𝐬 𝐦𝐚́𝐬 𝐩𝐚𝐝𝐫𝐞𝐬 𝐲 𝐚 𝐪𝐮𝐢𝐞𝐧𝐞𝐬 𝐬𝐞 𝐬𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞𝐧 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐮𝐧𝐚 𝐩𝐚𝐭𝐞𝐫𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝. ⁣

Que la paternidad no sea siempre más de lo mismo, que sea cada vez una celebración de una de las vivencias más bellas de la vida.⁣
.
Trabajo infantil en pandemia y las normativas actuales

Trabajo infantil en pandemia y las normativas actuales

El sábado 12 de junio de 2021 fue el Día Mundial contra el Trabajo Infantil y queremos contarte lo que ocurre hoy con niños y niñas, además de explicarte qué se considera como trabajo infantil. 
La pandemia de salud de COVID-19 y el consiguiente impacto económico y de mercado laboral están teniendo un gran impacto en la vida y los medios de vida de las personas. 
Lamentablemente, los niños y niñas suelen ser los primeros en sufrir. La crisis puede empujar a millones de ellos al trabajo infantil. Se estima que ya hay 152 millones de niños y niñas en situación de trabajo infantil, de los cuales 72 millones realizan trabajos peligrosos, quienes ahora tienen un riesgo mayor de enfrentar circunstancias difíciles y de trabajar más horas al día.
.
¿Qué es el trabajo infantil?
.
Es toda actividad laboral que es física, mental, social o moralmente perjudicial o dañina para las niñas, niños y adolescentes, que interfiera en su escolarización, privándole al derecho de su niñez, de su potencial, de su dignidad y de la oportunidad de ir a la escuela/liceo; obligándole a combinar la asistencia escolar con largas jornadas de trabajo pesado.
Sin embargo, no todas las actividades en las que pueda desempeñarse una niña, niño o adolescente constituyen trabajo infantil, porque se entiende que el apoyo a las labores dentro del hogar, en negocios familiares o en época de vacaciones, que no interfiera con su trayectoria educativa, su salud y desarrollo personal, contribuye a su bienestar y al de sus familias, otorgándoles una experiencia valiosa para su futura vida adulta.
.
Si quieres conocer mayor información, visita www.noaltrabajoinfantil.cl
.
Referencias:
Guía Crecer Felices Erradicación del trabajo infantil. Orientaciones para las comunidades educativas
.
Texto elaborado por Márbelan Inostroza Matamala, Psicóloga

Permiso para la niñez, carta y fundamentación

Permiso para la niñez, carta y fundamentación

Santiago, marzo de 2021

 

SEÑOR

ENRIQUE PARIS MANCILLA

MINISTRO DE SALUD DEL GOBIERNO DE CHILE

SEÑORA

PAULA DAZA NARBONA

SUBSECRETARIA DE SALUD PÚBLICA

 

PRESENTE

 

En la crisis mundial sociosanitaria que estamos transitando, las medidas restrictivas que buscan mitigar la propagación del virus, han afectado considerablemente el desarrollo integral de las niñas y niños de Chile, como señala el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas (2020), niños, niñas y adolescentes (NNA) son una de las poblaciones más vulnerables en la pandemia, ya que están expuestos a graves efectos físicos, emocionales y psicológicos producto de las restricciones que significan el cierre de escuelas y jardines infantiles; pérdida del contacto con grupos de pares; limitaciones para el movimiento y actividades de recreación; y dificultades de acceso a contextos de protección frente a situaciones que amenacen y/o vulneren sus derechos.

Todas las niñas y los niños se verán afectados por las medidas de mitigación, dependiendo de la gestión política de cada país, considerar la vulnerabilidad de la niñez es fundamental para que las consecuencias nocivas, no les afecten de por vida. El estrés familiar que se produce por la pérdida del empleo, el aislamiento, el confinamiento excesivo y la ansiedad por la salud y las finanzas, aumenta el riesgo de violencia al interior de la familia, entre la pareja o la ejercida por los cuidadores contra los niños (HRW, 2020)., mientras que utilizar medidas sanitarias como las cuarentenas, serían experiencias que  están asociadas a sintomatología depresiva y de estrés postraumático; se vive con desagrado, ya que implica la separación de los seres queridos, la pérdida de la libertad, la incertidumbre sobre la situación de la enfermedad y el aburrimiento (Brooks et al., 2020).

Tal como lo demuestra el estudio realizado por el Equipo Proyecto Cuidemos a Nuestros Niños (2020) en Chile, las niñas, los niños y adolescentes han presentado cambios conductuales, el 61% ha aumentando su reactividad emocional, el 42% aumentó su nivel de actividad (inquietud, hiperactividad), el 43% está más desobediente/desafiante, 42% aumentaron o comenzaron los problemas de concentración, además de aumentar en un 73% la demanda hacia el adulto/a. También se evidencia el deterioro en la salud mental, debido a que el 40% presentó cambios de humor súbito, el 20% sentía más desgano y falta de energía, y el 19% sentía tristeza sin razón aparente. Sumado a esto hay un 43% que presenta problemas en la alteración del sueño y un 41% que presenta mayores niveles de ansiedad y apetito que sumado al aumento hacia la exposición de pantallas, la disminución del movimiento y el ejercicio físico nos deja a un paso de empeorar aún más las cifras de sobrepeso y obesidad infantil con las que carga nuestro país.

Conforme a lo anterior solicitamos a usted y al Gobierno de Chile el considerar con suma urgencia un permiso especial para la niñez, para que niños y niñas puedan gozar de “Salidas Seguras” para la recreación y el esparcimiento al aire libre tal como está concebido en la Convención internacional por los Derechos de niños y niñas, documento que como país hemos firmado y debemos buscar las maneras de garantizar. Implementar un permiso para “Salidas Seguras con niños y  niñas” es una medida simple, económica, de bajo riesgo pero de alto impacto y que sólo puede traer beneficios tanto para los niños y niñas como para sus familias, a quien de paso también tenemos que resguardar y cuidar. Es sabida la alta correlación que existe entre el estrés de padres, madres y cuidadores con el de niños y niñas.

En términos médicos, como ya sabemos, la afectación respiratoria en niños por SARS COV2 es infrecuente y de curso clínico más leve que en los adultos. Según el último informe epidemiológico de Chile, del 23 de marzo del 2021, los casos confirmados en menores de 15 años corresponden a un 7% del total nacional, siendo el total de menores de 18 años hospitalizados hasta la fecha de 2078 (2,6% del total de personas hospitalizadas por COVID-19).[1]

Sin embargo, entendemos las aprensiones que puedan existir respecto a la exposición y el posterior desarrollo del Síndrome de Inflamación Multisistémica (PIMS) que se ha detectado como complicación tardía del mismo virus. Desde la información emanada del mismo Ministerio de Salud, hasta el 23 de marzo del 2021 hay registro de 176 casos de PIMS a nivel nacional, de un universo de 73529 niños confirmados como infectados, lo que representa el 0,4%, siendo esta una complicación muy rara.

Por otro lado, sabemos por estudios nacionales e internacionales, que la mayoría de los contagios infantiles son intradomiciliarios, que el riesgo en contacto con otros niños es menor, y este puede disminuirse, además, siguiendo indicaciones básicas de autocuidado, como son el uso de mascarilla, lavado de manos y distancia física, que deben ser supervisadas por el adulto acompañante.[2]

Considerando los múltiples beneficios del juego al aire libre para la salud mental y física de nuestros niños, podemos decir que esta es una actividad esencial para el desarrollo de niños, niñas y adolescentes. El bajo riesgo de contagio y de contraer enfermedad grave, y las posibilidades de minimizar el riesgo de infección, nos lleva a la conclusión de que la cuarentena estricta, sin brindar la opción para que NNA realicen actividades esenciales para su desarrollo, sólo perjudica su estado general de salud.

A la luz de los resultados y las experiencias de miles de familias, es urgente tomar medidas que pongan al centro el cuidado integral de la salud mental, física y emocional de las niñas, los niños y los adolescentes, es por esto que solicitando a usted, la reactivación del permiso especial para el libre desplazamiento de las niñas, los niños y adolescentes, con los resguardos determinados por los protocolos sanitarios, en compañía de un adulto responsable en las comunas con cuarentena total, dicho permiso sería de 90 minutos diarios, para ser utilizado 3 veces por semana entre las 10:00 hrs. y las 20:00 hrs.

Esperamos que este permiso para la niñez permita que niños y niñas puedan:

a.- Ocupar espacios al aire libre para recrearse junto a un adulto o cuidador responsable.

b.- Usar espacios al aire libre para salir a hacer actividad física durante el día, dígase correr, andar en bicicleta, caminar, etc.

c.- Usar espacios al aire libre para descomprimir la presión del confinamiento, sobretodo en el caso de niños y niñas que no cuentan con dichos espacios en sus casas que son la mayoría de los niños y niñas en Chile.

d.- Usar espacios al aire libre para seguir conectados con sus entornos, gozar de la naturaleza y actividades que propicien disfrute y placer. Experiencias importantes para amortiguar los efectos del estrés.

Es preciso recalcar que este permiso estaría dentro de lo consignado en los protocolos de seguridad sanitaria, ya que se entiende estamos en una etapa muy compleja de la pandemia, por lo que NO sería considerado el que:

a.- Este permiso otorgue la posibilidad de  salir a generar espacios de recreación con otras familias.

b.- Se de para actividades en espacios cerrados y con aforos no permitidos.

c.- Se use sin las medidas sanitarias correspondientes.

Lo anterior tiene total concordancia con las sugerencias internacionales determinadas  por Unicef que buscan reducir el sufrimiento infantil en el contexto de pandemia y mitigar o bien amortiguar las consecuencias asociadas al confinamiento en un mediano y largo plazo para la salud emocional de nuestra población infanto juvenil que en Chile es el 24%. Resulta ser un imperativo ético el considerar cómo garantizar las condiciones para que niños y niñas no sean víctimas pasivas de este virus. Estos  no pueden poner  en “pausa” su desarrollo durante la pandemia, sino que siguen creciendo, madurando y necesitan espacios de esparcimiento para desarrollarse sanos y en pleno bienestar. Hacemos un llamado a la acción del actual Gobierno para que se una a esta comunidad de cuidado que busca garantizar y proteger los Derechos de nuestros niños y niñas aún en tiempos de crisis. Esperamos que no hayan excusas para cuidar la niñez cuando estamos de acuerdo en que  los niños y niñas son la base de esta sociedad.

Esperando una buena acogida a nuestra solicitud, nos despedimos cordialmente.

____________

Referencias:

[1] Informe epidemiológico 105. Depto Epidemiología Minsal.

[2] COVID-19 in children and adolescents: a knowledge summary — version 2. Public Health Agency of Sweden, 2020

Brooks, S. K., Webster, R. K., Smith, L. E. et al. (2020). The psychological impact of quarantine and how.

«Equipo Proyecto Cuidemos a Nuestros Niños (2020) Resultados de la Primera Etapa Proyecto Cuidemos a Nuestros Niños. https://www.cuidemosanuestrosninos.org«

Human Rights Watch (2020). Covid-19 and Children’s Rights. Recuperado de: https://www.hrw.org/news/2020/04/09/covid-19-and-childrens-rights-0

Unicef, 2020. Salud Mental e Infancia en el Escenario de la Covid, Propuestas para España. Extraido de: https://www.unicef.es

_______________

Suscriben a esta carta los siguientes representantes de la sociedad civil:

Red de Grupos de Apoyo a la Lactancia de la Comunidad de la Leche.

Corporación Comunidad de la Leche

ONG Maternidad y Paternidad Consciente

Fundación Ideas para la Infancia

Red Chilena de Crianza Respetuosa

Red Chilena de Salud Mental Perinatal

ONG Matria Fecunda

Babywearing Chile

Médicas Lactivistas

World Vision

Primal Doulas

Mamatriztica

Casa Panza y Crianza

Psicocriando

Cuídate y Florece

Entre Asesoras

María José Cáceres

Crianza En Flor 

Carolina Pérez Stephen

Mamás Mentoras

Constanza Novoa Conaflor

Terapias del Bosque

La Asesora de la Teta

Daniela Valencia Cuadra

Criar de la Mano

Gestoras en Red Chile

Mamá Confidente

Puerperios Creativo

Casa Lil

Eco Vínculo

Mater Luna

El Blog del Bebé

Crecer con Amor

Espacio Kuyen

Crianza y Consciencia

Educo Positivo

Fundación Simonne Ramain

Carmen Moraga Hernández

Mamá Abogada

AlmaAmigo

Claudia González

Clave Esencial

Espacio Taniyay

Acciones Conscientes

Gesta Crianza Amorosa

Apapacho

Pamela Labatut

Materna Morfosis

Florece Educa

Red de Doulas Comadres Mamatriztica

Apoyo a la Maternidad en Red

Digital Art

La Camila

Parto Social

Criando Unidos

Escuela del Alma

Maternidad Ancestral

Mandinga

Portando Amor

Maternar en Tribu

Casa Taller Semilla

Espacio Lacta Floral

Medicina Placentera

Espacio Pikler

Katherine Salgado

Centro Tribal Onawa

Danza Bebé

Maipú en Brazos

Ceiba

Regalacolor

Fundación Chilena de Fonoaudiología Neonatal y Pediátrica

Inclukids

Apego Seguro

Teia

Espacio Educativo Ayllu

Fundación María Acoge

Red Nacer Madre

Centro Mamalia

Comunidad Aprender

Círculo de Solidaridad Dra. Berna Castro

CriArte

The Learning Nest

Corporación Educacional Emprender

Durga Chile

Espacio Rukayelen 

Huellas Positivas.

Dra. Javiera Alaniz

Comunidad Educativa Casa Verde

Areola

Saresasa

Lactancia Feliz

Daniela Díaz Villarroel 

Agrupación Porteando Antofagasta

Corporación CreArte

Instituto Grupo Palermo

Patronato Sagrados Corazones

Fundación Pléyades

Asociación Doctora Mamá

Andrea Cardemil Ricke

Pilar del Rio Vigil

Alejandra Grez Valdes

Josefina Escobar

Paula Aguirre Halabi

Andrea Bruna Vial

Centro de Aprendizaje Peumal

Jardín del Colibrí 

María José Bello Pérez

Elvira Teresa Cristi Bueno

Lorena Alejandra Capetillo Darrigol

Javiera Isabel Contador Valenzuela

Francisco Pérez-Bannen

Alianza Infancia Segura

Javiera Alaniz Muñoz

Maipú en Brazos

Carola Fredes Tolorza

Cristina Susana Miño Sandoval

Terko Teatro

Fundación Fogata Cultura

Yvette Cecilia Sepúlveda Alarcón

Red de Actrices de Chile

Los derechos de los niños como base de la crianza y la educación

Los derechos de los niños como base de la crianza y la educación

La primera guía para criar o educar son Los Derechos de los niños, niñas y adolescentes. ¿Estamos al tanto de ellos? ¿los aplicamos en nuestra cotidianeidad? ¿somos una sociedad que respeta a lxs niñxs?
Generalmente, cuando hacemos referencia a estos derechos, inconscientemente delegamos esta responsabilidad a otro: esperamos que una institución o el Estado vele por los derechos de nuestros hijos e hijas. Y efectivamente, ellos deben darnos las garantías para que lxs niñxs crezcan en un estado de derecho. Sin embargo, si hilamos fino, somos los padres y madres los principales responsables de respetar y cumplir estos derechos¬¬.
Tenemos formas sutiles y micro acciones que en el día a día vulneran estos derechos. Cuando mi hija me cuenta un problema personal y yo después lo expongo a la familia, estamos incumpliendo el derecho de respetar su vida privada. Cuando le prohíbo a mi hijo que juegue con muñecas, limito que desarrolle al máximo su personalidad (derecho relacionado con la educación, porque sí, a través del juego ellos aprenden) Cuando no asumo mi paternidad o maternidad vulnero en este/a niño/a el derecho más básico de no ser separado de sus padres. Cuando los estudiantes de un colegio exigen educación sexual y se les niega, pasamos a llevar el derecho a pedir información necesaria que promueva su bienestar. Pequeños detalles que suman y que vemos en casa, en parques, colegios y en nuestro día a día.
Esta responsabilidad comienza en la familia, pero es nuestra sociedad en su conjunto la que debe mantener esta coherencia. Un informe del INDH reveló que en el año 2018 el 84% de niños, niñas y adolescentes que están bajo la custodia del Sename han recibido maltrato físico (independiente de su edad) y que 23 menores de 20 centros sufrieron maltrato sexual. Esta Institución que debería garantizar o más bien ser la entidad protectora cuando un niño o niña es maltratado/a en su casa, no protege a miles de niños contra el abuso y la discriminación.
Sí, los niños tienen derechos y su deber es velar que ellos se cumplan y respetar estos derechos en sus pares. El mandato cultural de que los niños no pueden decidir ni tener derechos o el adultocentrismo que sólo plantea deberes, ha producido la anulación de la niñez. La niñez es la base emocional de todo adulto, es por ello que nuestrxs niñxs sí importan y sí tienen derechos que deben ser garantizados.
Para crear una sociedad menos violenta y respetuosa es clave enseñar el respeto desde la primera infancia, pero el respeto no se exige ni se impone, sino que educa con la práctica. Si quiero que mi hijo o hija sea respetuoso o respetuosa, tengo que respetarle, de esto no se infiere que seremos permisivos y que harán lo que se les dé la gana. Al contrario, aprenderá del respeto vivenciándolo y practicando.
Que los derechos de los niños, niñas y adolescentes sean la luz que iluminan nuestro camino: como padres, madres y profesores.

Texto de Claudia Oliva

Lactancia materna y trabajo

Lactancia materna y trabajo

La ley 21.155 protege la lactancia como un derecho de la niñez, en ella se establece el libre amamantamiento en los espacios físicos, el uso voluntario de las salas de lactancia, al menos una hora al día para amamantar a nuestros bebés, hijos o hijas y que el o la empleador/a nos dé las facilidades para que nos extraigamos y almacenemos leche (como los principales puntos). Respecto a la experiencia, me gustaría contarles mi historia.

Mi hija nació de 32 semanas, por lo que mi posnatal se extendió hasta que ella cumplió el año. Después de un año de fusión y puerperio, volví a las aulas en tercero y cuarto medio. El primer día partí con mi extractor en la mochila, pero me topé con el primer obstáculo: el colegio no contaba con la sala de amamantamiento considerada en la ley. Sólo había un baño comunitario para profesores, apoderados y directivos. Entre los 10 minutos de recreo y los 45 de almuerzo me encerraba en el baño público de mi colegio para descongestionar mis mamas. Ahí me di cuenta de que la extracción de leche era incompatible con mi lugar de trabajo, así que después del primer día dejé indefinidamente el extractor en la casa. Me parecía antihigiénico sacarme leche en un baño público, exponerme así. Mis pechos en una semana se acostumbraron a los nuevos horarios de toma (bendito cuerpo que se adapta) y en ese proceso un par de veces manché mi delantal con leche.

Mi trabajo quedaba en Maipú y yo vivía en Santiago Centro, por lo que ocupaba toda mi hora de amamantamiento en traslado. Mi jefa accedió a darme media hora extra para poder hacer un uso real, pero contabilidad no aprobó ese criterio, por lo que a fin de mes tenía un gran descuento en la liquidación de sueldo Ahí comenzó la pelea por esa media hora, que, después de varios malos ratos, accedieron a darme. Tristemente me di cuenta de que, cuando se acaba el posnatal, uno sale a un mundo que te pone muchos obstáculos para la lactancia, me sentía en una constante cruzada.

En esta semana, en la semana de la lactancia, es importante visibilizar que, si bien hay leyes que protegen la lactancia, en la práctica nos encontramos con barreras culturales. Las personas se sorprenden cuando lactas a tu hijo o hija si tiene más de dos años, muchas veces no contamos con un lugar limpio y exclusivo para poder extraernos leche o para poder amamantar en tranquilidad. Tampoco faltan las reuniones fijadas en tu hora de amamantamiento, o que cuesta mucho cambiarse de trabajo con un hijo menor de dos años y que te respeten tus derechos. Y sí, nos quedamos calladas para cuidar la pega o para ahorrarnos problemas y malos ratos. Ya es suficiente lidiar con las propias emociones y además compatibilizar la maternidad con el trabajo.

Existen leyes que nos protegen, pero estamos en una sociedad donde la prioridad es la fuerza laboral, es en la cultura chilena de estos últimos años donde el cuidado de los niños y niñas es delegado sólo a madres y padres, y no se puede parar, uno tiene que seguir igual que antes y producir lo mismo.

Visibilicemos estos temas para que, de a poco, tomemos la conciencia que, en lactancia, el apoyo de la sociedad es fundamental: por mis hijos/as, los/as tuyo/as y los/as que vienen en camino.

www.redcrianzarespetuosa.cl

Receso pedagógico en Estado de Emergencia

Receso pedagógico en Estado de Emergencia

COMUNICADO

Con fecha 9 de Julio de 2020, la División General de Educación emite el Ordinario Nº05/657, en el cual indica que “los establecimientos educacionales, dado el contexto excepcional, dentro de un marco flexible, pueden adecuar sus actividades a las necesidades de los estudiantes”, y luego pasa a detallar bajo que figura o medidas se pueden realizar estos cambios de actividad. 

Por medio de este comunicado, queremos manifestar nuestra preocupación ante el panorama en los establecimientos educacionales del país en términos del estado de salud mental y emocional de las comunidades escolares. Existe aún incertidumbre en cuanto a temas como la promoción escolar, entre otros, que nos parece ya deberían estar zanjados para permitir de esta manera a los equipos directivos y docentes tomar decisiones con mayor exactitud. 

Del mismo modo, nos preocupa el bienestar de los hijos e hijas de los y las docentes de chile, pues sabemos que los límites de espacio en el hogar e hiperconexión con estudiantes y apoderados es un escenario agotador y es posible que eso desplace la atención a aspectos referidos a la crianza y cuidados parentales. 

Sentimos también, una gran preocupación por el estado de la salud mental y emocional de los y las profesores y profesoras que se desempeñan en los distintos lugares de nuestro país. Si bien el MINEDUC declara libertad a las comunidades por medio de “cambios de actividad”, creemos que todos los colegios del país la libertad y oportunidad de una DESCONEXIÓN TOTAL. Son 50 ya las comunas que han determinado un receso educativo tanto para los estudiantes y familias como para los docentes, es difícil comprender entonces, por qué las autoridades no otorgan este beneficio de manera uniforme a lo largo de Chile. Si la idea es que el año escolar se extienda hasta enero 2021, nos es difícil comprender como el MINEDUC pretende que docentes, asistentes y comunidad escolar en general, sigan hasta esa fecha sin receso, en medio de una emergencia sanitaria y pandemia mundial. 

Red Chilena de Crianza Respetuosa,

13 de Julio de 2020